artes

Marina

Olena Sloia cantaba en las calles del centro de Madrid para sufragarse estudios y vida. Un día el director del Teatro de la Zarzuela la escuchó cantar en la calle Arenal, se enamoró de la voz de Olena y citó a la mezzo-soprano para realizar una prueba. Bonita historia de la que podemos ser partícipes si asistimos a alguna de las funciones de Marina en el Teatro de la Zarzuela.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s